Candelabros de pino

Hola de nuevo.

Después de tres años sin aparecer por aquí (pensaba que me habían borrado el blog), me animo a poner algunos trabajos más que he ido haciendo en los últimos meses.

Tenía unos listones de pino y de abeto blanco, que son maderas bastante malas de tornear y antes de echarlas al fuego, hice estos candelabros para velas de plato:

A excepción de una que he pintado y lijado para darle una apariencia antigua, todas mantienen el color blanco de la madera. Todas tienen una ligera capa de cera, que a pesar de lo que puede parecer, no se derrite porque ese tipo de velas no genera mucha calor. De todas formas, siempre se recomienda no dejarlas encendidas si no hay nadie presente.

 

Anuncios

Baldufas

Para pasar el rato, siempre va bien hacer baldufas, muy sencillas de tornear y luego te entretienen. A partir de cilindros, o trozos de leña que estén medio bien, pueden salir varias piezas.
Las herramientas utilizadas habitualmente es un formón oblicuo, que utilizo para perfilar las puntas de las baldufas. Es importante que la punta quede bien definida y el cuerpo quede aplanado pero no demasiado para que al rodar tenga más estabilidad. Luego se tornea el mango, que debe ser lo suficientemente fino y largo para poder cogerlo y dar impulso con los dedos para que ruede.
La más pequeña y blanca es de madera de pino y las otras dos son de haya. La de pino pesa poco y además queda muy alta, por lo que no rueda tanto tiempo.

Más adelante probaré otro tipo de baldufa con el cuerpo más grueso, que seguramente tendrá más estabilidad.